La pequeña semilla

…y la semilla de pico del pájaro cayó. Mientras caía pensaba: chocaré contra el suelo duro y me romperé. Al impactar contra el suelo blando por las lluvias, se enterró casi por completo. Ahh! que mala vida, en esta tierra húmeda moriré podrida. Se quejó el pequeño granito.

Una vez más, los tejados mojados

El color gris una vez más cubre el cielo e impide que sea un habitual día soleado de verano, los cuales han venido siendo bastante calurosos. Las nubes con soportan más su carga de agua y vuelve a llover sobre una ciudad que aún se mantiene húmeda.

Recorriendo una ciudad bajo agua

Las ansiadas lluvias que tanto se han deseado ya le parecen molestas a algunos… todo en exceso es malo repiten en ocasiones. Pero a muchos otros no les afecta en nada y entre coloridas sombrillas salen a recorrer bajo un cielo gris las calles de una ciudad en la que llueve a cántaros.

Saboreando la lluvia

Hoy el cielo se cambia de color. Deja el azul y se viste de tonos grises, claros en algunas partes, un poco más oscuro en otras. Después de varios días de intenso calor un una sequía infernal, vuelven las lluvias a darle de beber al sediento suelo.

Bajo la lluvia… pero sin cantar

Dicen los viejos sabios, que el verano comienza desde el primero de mayo y culmina el 31 de agosto. Todo ocurre justo en los meses que no tienen la letra R en sus nombres. En esta etapa comienza el calor (insoportable para muchos y me incluyo) y junto a él, los baños en las playas…

En fotos, una reunión de brujas

En pleno siglo XXI quién creería sobre la reunión de unas brujas. Fue durante mucho tiempo gigantesca la cacería que dio la Santa Inquisición a las brujas y es que acaso quedan algunas sobrevivientes que aún celebran sus reuniones y sus rituales conocido como Aquelarre. No forman parte de las Wicca ni de las brujas…