El despertar

La alarma rompe el silencio en la habitación, entre sombras deslizo una mano y la apago. A pesar de ser de día, el cuarto se encuentra a oscuras, las cortinas en las ventanas impiden que la luz del sol atraviese e ilumine todo. Entreabro los ojos y miro la hora… debo levantarme ya. Mi mente intenta activar todos mis músculos para levantarme pero, mi cuerpo no obedece, estoy muy cansado. Hago un último esfuerzo mas, todo es en vano. Vuelvo a cubrir mi cabeza con la sábana, lo he decidido: hoy llegaré tarde pues voy a seguir durmiendo.

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s