En espera de La Pedrada

Hace algún tiempo escribi en este Blog “La Espera“, el cual en un inicio nunca pensé que se creara tal dilema con este post . Sin ser de los más comentados este minicuento se ha convertido tal vez en el más popular fuera del mundo digital, al ser publicado en la revista La pedrada en esta edición de la Feria Internacional del Libro Cuba 2012. Tal vez muchos se dirán: – Si lo publicaron, pero, que tiene de relevante eso… pues en un inicio no fue de agrado para algunos, pero, al final fue aceptado luego de una carta enviada, la cual comparto a continuación.

Sancti Spíritus; 8 de noviembre de 2011.

A quien corresponda:

La uniformidad es la muerte.

Mijaíl Aleksandrovich Bakunin

Hoy, hastiado de mezquindades, me refugio en la precariedad de mi obra. Llego a usted a darle conocimiento de mi decisión de retirarme de cualquier espacio al que esté vinculado —como elemento de poder y arbitraje— el nombre de Esbértido Rosendi Cancio, erigido, desde el temor de funcionarios y líderes institucionales en deus ex machina de esta menguada ciudad literaria, de esta escuálida comunidad de escritores, de las instituciones que signan los destinos de esta rancia y hermosa villa de los santos espíritus.

En principio le expongo estas dos irreversibles posturas, desde la certeza de que en ocasiones cuesta mucho más eliminar un solo defecto que adquirir cien virtudes. Por eso, en lo que se elimina el defecto primigenio de nuestra literatura provincial y se ensayan virtudes, le comunico que:

1.    Exijo se retire el dossier de microficciones que confeccioné para el próximo número de la revista de arte y literatura «La Pedrada», y no consentiré la publicación total o parcial de obra alguna de mi propiedad en la mencionada publicación, en tanto el ciudadano Rosendi Cancio conduzca los destino literarios de tal publicación. Un solo ejemplo lo muestra la censura —por razones extraliterarias— de la obra de un joven escritor espirituano: Wilber Zada, a quién incluí en el dossier por tres razones: primero: considero que es un cuento bien construido, segundo: la utilización del recurso del salto cualitativo utilizado equilibra, amén de otros elementos de índole formal y temática, el criterio de selección y, tercero: la muestra de continuidad diacrónica que la edad del escritor otorga provee de sentido de renovación cronólogica. Bien, los delitos de Wilber fueron compartir, desde el mismo nacimiento, su segundo apellido, Rosendi, sin autorización del Poeta de la Ciudad y no asistir al tutelaje y canonización del taller provincial de narrativa y poesía.  Este es el cuento.

LA ESPERA

Wilber Zada Rosendi

Aquí estoy, sentado en esta silla de plástico, incómoda, de lo que parece ser una sala de espera de una Terminal o quizás un hospital. El lugar no me es familiar y mucho menos recuerdo cómo he llegado. Me pude haber levantado y preguntar a las personas que como hormigas caminan de un lugar a otro, pero una fuerza superior me lo impide.

Los minutos pasan, quizás las horas… la verdad es que no tengo control del tiempo: mi reloj ha dejado de funcionar. Por mucho esfuerzo que hago por marcharme, siento que no puedo abandonar el sitio. Tengo el presentimiento que voy a ser llamado en cualquier instante, pero… quién, por qué y para qué.

De momento me pongo en pie, a pesar de no haber escuchado el llamado, se que es mi turno. Empiezo a caminar entre las personas, llego a una puerta, al girar el picaporte una fuerte luz blanquecina me encandila. Cuando logro ver, me doy cuenta que estoy acostado y unas correas atan mi cuerpo dejándolo totalmente inmóvil. Desde el fondo del pasillo una silueta femenina llega a mi lado, se detiene, me observa:

—Rápido que va recobrando de nuevo el conocimiento.

2.    Agotado de oscuras y sucesivas agresiones, desautorizo cualquier tipo de participación, utilización, manipulación o inserción de mi nombre u obra en espacios públicos donde me vea sometido, en cualquier medida, a subordinaciones ante el citado Rosendi Cancio.

3.    Hago patente que no renuncio a mi condición de Presidente de la Asociación de Escritores del Comité Provincial de la UNEAC en Sancti Spíritus; aguardaré paciente por la impugnación de mi responsabilidad, aunque el escaso acercamiento a los centros de poder que provoca tal compromiso sé me permitirá llegar felizmente a la sucesión de 2013, luchando por que alguna vez la unidad intelectual y ética en nuestra provincia no sea jamás confundida con uniformidad gremial, con lamentables postraciones humanas.

Como considero que las personas a quienes dirijo esta misiva merecen mi respeto y consideración, solo explicaré finalmente que mi esfuerzo y entrega ha estado siempre al servicio de defender principios, como afirma la diafanidad moral de un escritor espirituano. Hace mucho decidí estar a favor de y solo en contra de los enemigos de la cultura y las ideas. No enfrento instituciones pero tampoco apoyo el avivamiento de luchas intestinas por espurios ascensos a centros de poder, que solo conducen a la fragmentación, a la insularidad intelectual en la que tales prácticas han sumido a nuestra joven provincia.

Sé que tal decisión conlleva al peligro de una posible  desaparición de mi persona y obra del entorno artístico literario espirituano, pero si sumergirse en la obra personal, alejado de “mundanal ruido” precisa ese precio, sea bienvenido entonces el apotegma de Francis Bacon: El silencio es la virtud de los locos.

Espero se me respete en la decisión, y apelo a la justeza de su criterio, para eludir más explicaciones que las que el diario devenir de nuestra lesionada Ciudad  Literaria nos muestra cada amanecer.

Marco Antonio Calderón Echemendía
Escritor Espirituano.
Presidente de la Asociación de Escritores de Sancti Spíritus.

La Pedrada

En fin, La Mandraka salta del mundo digital al escrito y veremos… tal vez la espera para la próxima publicación en papel no sea tan compleja como esta vez🙂 de todas formas gracias a mi amigo Marcos por esa oportunidad.

2 comentarios en “En espera de La Pedrada

  1. Hola Wilber Zada
    Mi nombre es Ricardo Vázquez y soy el editor de La Pedrada. Me gustaría conocerte y leer algo más de tu obra. Tal vez, también, comentarte algunos otros detalles de la publicación de tu cuento dentro del dosier preparado por Marcos para ese primer número de 2012. puedes contactarme en Ediciones Luminaria.
    Saludos

    • Entonces nos veremos pronto en Ediciones Luminaria y conversaremos sobre mi obra y todo lo que haga falta… y si me interesa mostrarte mis escritos a ti y a todo aquel que pueda ayudarme a perfeccionarme… gracias por la visita a mi blog

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s