Fantasmas en mi ciudad

Plaza Honorato

En la búsqueda de la mandrola perdida, la Mandraka ha tenido que enfrentarse a todo tipo de ser conocido e inclusos, algunos que solo aparecen en la ficción y los fantasmas son de los que no se quedan detrás en esta historia. Al mencionar en sus aventuras cualquier tipo de ser ficticio, creemos que, sea falso el relato; pero no creo que lo sea en esta ocasión.

La Plaza Honorato, o “El parque de los viejos” como le llaman algunos, es uno de esos lugares que puede estar lleno de fantasmas. No creo que sea el momento de llamar a la conocida banda de los Ghostbuster para eliminar a uno que otro ser “octoplasmático” pero no es menos cierto que en lo que en su tiempo pudo haber sido un lugar para compartir, en la actualidad se convierte por la noches, en un parque fantasma.

Rodeado de grandes edificaciones, tanto modernas como de la era colonial (sean el Hotel del Rijo y La Iglesia Parroquial Mayor) la Plaza Honorato a pasado al olvido de sus moradores solo visitada por algunos turistas en la mañana que transitan entre sus arbustos para ver los artistas plásticos y los artesanos que exponen sus creaciones en ese lugar y estudiantes que esperan sentados en sus bancos a que llegue la hora de clases.

Lo que nos identifica en nuestra cuidad no debe ser olvidado, pues quien nos recordará en el futuro, si en el presente somos simples fantasmas.

Un comentario en “Fantasmas en mi ciudad

  1. Pingback: Desempolvando recuerdos « La mandrola de la Mandraka

¿Qué opinas de esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s